Mantenimiento de la caldera: cómo limpiar una caldera de gas

SAT FERROLI - Servicio técnico de calderas Madrid SERVICIO TÉCNICO OFICIAL
SAT FERROLI - Servicio técnico oficial Férroli
FERROLI - Servicio técnico Madrid
BIENVENIDO AL SERVICIO TÉCNICO OFICIAL FÉRROLI
Teléfono de averías 91 366 40 41

Mantenimiento de la caldera: cómo limpiar una caldera de gas

7th junio, 2017

Entre las tareas de mantenimiento de la caldera que se deben realizar de forma periódica está la de la limpieza. Un proceso meticuloso que debe ser realizado con sumo cuidado y con electricidad y llaves de paso cerradas. Lo ideal es contactar con el Servicio Técnico Oficial de la marca  para  asegurarse de que los aparatos son manipulados por expertos profesionales en la marca. Algunos consejos a seguir  para las revisiones y limpiezas:

En primer lugar desconectar los aparatos de  la electricidad, cerradas las llaves de paso del agua y del gas y seguir lo indicado por él fabricante en su  manual de instrucciones y cumplir con la normativa vigente. Los  Servicios Técnicos Oficiales, ofrecen la mejor garantía para estas funciones.

Una vez tenido en cuenta lo expuesto anteriormente, es cuando se da comienzo a una limpieza profunda y una correcta regulación de los parámetros de funcionamiento de los aparatos, realizando en  el caso de las calderas, un análisis  de combustión con equipos calibrados, certificando que el rendimiento y contaminantes, están dentro de los parámetros establecidos.

Las partes a tener en cuenta de cara a proceder a limpiarlas son:

  • La Carcasa: en esta parte no se deben usar detergentes ni productos de limpieza corrosivos.
  • Ventilador: es el componente en que suele acumularse más polvo, habrá que tener cuidado de no taponar la entrada de aire.
  • Quemador: este elemento debe estar siempre limpio para que la mezcla combustible con el oxigeno se haga correctamente, aumentando el rendimiento y controlando los niveles de monóxido de carbono tan peligroso.
  • Electrodos: limpios y bien posicionados sobre el quemador, evitan encendidos violentos y bloqueos de las calderas.
  • Conductos de humo: es determinante para un correcto funcionamiento de las calderas y  una evacuación completa de los gases de la combustión, los revocos de gases en las chimeneas de calderas o calentadores atmosféricos por obstrucciones etc. en las mismas,  conllevan un gran peligro.

 

  • Archivos

    • 91 366 40 41
    • Servicio de atención a clientes