¿Cuáles con los principales problemas de las calderas?

SAT FERROLI - Servicio técnico de calderas Madrid SERVICIO TÉCNICO OFICIAL
Aviso de verificación Ferroli
BIENVENIDO AL SERVICIO TÉCNICO OFICIAL FÉRROLI
Teléfono de averías 91 366 40 41

 ¿Cuáles con los principales problemas de las calderas?

22nd enero, 2021

Al igual que otros aparatos de uso cotidiano como los coches. Las calderas pueden presentar una gran variedad de averías debido a su uso y en algunas ocasiones apenas se pueden intuir de primeras. Identificar un ruido o un charquito de agua no es una tarea sutil pero es fácil y puede ayudarnos a localizar los errores.

A continuación, una serie de problemas más comunes:

  • Perdida de agua caliente

La pérdida de agua es una de las tribulaciones a la que gran parte de las personas nos hemos enfrentado. Un pequeño charco de agua puede denotar varios problemas, siendo el más común una rotura de un componente interno, una incorrecta instalación o la corrosión de los materiales. Sea cual sea la causa lo más importante es no intentar arreglarlo nosotros ya que puede originar un problema mayor o puede ser peligroso para la persona y la casa. Lo que hay que hacer es acudir a un profesional.

  • Bajada de presión

Quizá uno de los problemas menos graves, pero problema, al fin y al cabo. Su principal delator es el cambio brusco entre agua helada e hirviendo. No tiene mayor preocupación, pero como siempre es aconsejable acudir a un profesional.

  • Apagones de la caldera

Después de mucho tiempo sin usar la caldera al volver a hacerlo puede que suframos apagones que nos produzcan muchos dolores de cabeza.

Uno de los aspectos más relevantes para el adecuado funcionamiento de las instalaciones de calefacción y, en este caso específico, de las calderas, es su mantenimiento. Además, no es solo la caldera lo que debe revisarse, también el circuito de calefacción.

Es necesario mencionar que, si a una caldera no se le han efectuado las atenciones pertinentes de mantenimiento, estas van a presentar problemas que nos pueden repercutir directamente en el consumo mensual y en la propia eficiencia de estas.

El mantenimiento preventivo de una caldera se efectúa de la siguiente manera, de forma diaria, semanalmente, semestralmente, o anual.

DIARIAMENTE:

– Verificar: Nivel de agua y combustión.

– Purga: de fondo, de nivel y de superficie

  • Presión / temperatura agua de alimentación
  • Temperatura del gas de combustión
  • Presión y temperatura del aceite combustible
  • Presión del gas
  • Presión del aire de atomización
  • Temperaturas del agua de suministro y retorno
  • Consumo de agua de reemplazo
  • Presión de vapor

SEMANALMENTE:

– Verificar:

  • Adecuado cierre de válvula combustible
  • Conexiones de aire y combustible
  • Luces indicadoras y alarma
  • Controles limitadores y de operación
  • Controles de seguridad y conexiones
  • Filtraciones, ruido, vibraciones, condiciones anormales, etc.

SEMESTRALMENTE

– Inspecciones del refractario

– Revise los componentes eléctricos

– Limpiar la llave de bajo nivel de agua, bomba de aceite, colador y filtro, depurador de aire y separador de aceite/aire y la alineación de acople del compresor (ventilador)

ANUALMENTE

– Inspeccionar la superficie interior del recipiente

– Limpiar el deshollinado de tubos de fuego y realizar una inspección de la cámara de agua.

Si seguimos estos pasos, garantizamos el correcto funcionamiento de nuestra caldera y a la vez lograremos un consumo eficiente de energía, lo cual se reflejará en un ahorro energético y seguridad para los miembros del hogar. A continuación, te hablamos de las averías más frecuentes en las calderas:

  • Apagones repentinos del sistema de calefacción.

Cuando ocurre esto, podemos observar que la temperatura sube de manera rápida o, por el contrario, que los radiadores están muy fríos. Esto es un problema grave en nuestra caldera, pues indicaría que existe un problema en el cableado o en un sensor que trabaja para bloquear la bomba de recirculación.

  • Obstrucción de la salida de humos.

Esto solemos saberlo porque se muestra un fallo en los indicadores de la caldera y posteriormente se suele bloquear. Este autobloqueo de la caldera se produce por seguridad, debido a que el monóxido de carbono no se está evacuando por el conducto de salida. Desde SAT FÉRROLI te aconsejamos, en este caso, llamar a un servicio profesional de reparación como nosotros, puesto que esta avería podría tener consecuencias graves.

  • La llama de la caldera no enciende.

Cuando ocurre esto es porque los filtros de aspirado de combustible probablemente estén sucios. Un técnico debe revisar el sistema de calefacción para llegar a una solución, la cual normalmente es sencilla.

  • Bajadas de presión.

Esto suele aparecer en las calderas con el tiempo y suele ser bastante fastidioso. Deriva en que el agua caliente y el calor de la calefacción desaparecen. Más que una avería podemos decir que atiende a un pequeño desajuste que se soluciona llenando el circuito con la presión recomendada por el fabricante de la caldera.

  • Fallos en la sonda de temperatura de ACS y calefacción.

Es algo bastante frecuente y se nota fácilmente porque las calderas pierden el agua caliente del sistema, hacen un chispeo o goteo (aunque esto va a depender del modelo) y no se enciende. Esto produce que el ACS no salga e igual ocurre con la calefacción. En este caso, la solución no es tan sencilla y deberá llamar a un técnico especializado.

  • Olor frecuente a gas en calderas atmosféricas.

Esto puede deberse a una avería de la caldera, por tanto, hay que evitar su uso o enchufar a la corriente eléctrica otro aparato que tengamos cerca para así impedir que se produzca alguna chispa o llama. Lo primero que deberás hacer es abrir las ventanas para que haya corriente de aire y llamarnos cuanto antes para que podamos revisar y solventar el problema lo antes posible.

  • Problemas en la bomba.

También es algo habitual. Suele oírse un ruido de rozamiento y lo más normal en este caso es que haya que sustituir una pieza de la bomba.

Desde SAT FÉRROLI te ayudamos a solucionar cualquier problema que presente tu caldera. Es importante que en los casos más graves no hagas nada sin nuestras indicaciones o nuestros servicios, pues en muchas ocasiones solo conseguiremos agravar la avería. No dudes en contactarnos para cualquier daño que pueda sufrir tu caldera ya que estaremos encantados de ayudarte. Puede encontrarnos en nuestra sede central ubicada en C/ Toledo N° 168, 28005 MADRID (Madrid) o también puedes contactar con nosotros llamando a los teléfonos 913 66 40 41 o al 902 119 306 o por email al correo satferroli@satferroli.com.

 

  • Archivos

  • mapa